30 años
30 años
Ver más imágenes
Categoría: Trabajos Realizados

24 de marzo de 2006, Plaza San Martín de Rosario.

Perdoná, te pusimos un número. ¿Te acordás, cuando decíamos lo contrario? ¿Cuando los números, por ejemplo, sólo nos servían para acordarnos de alguna fecha en particular?

No sabes todas las que aparecieron desde aquel entonces. Ahora al 24 de marzo lo hicieron feriado, ¿te imaginas?  Creo que no; porque a mi, que estoy entre los vivos, me cuesta asimilarlo.

Para la marcha, la gente se reunió, como todos los años, en la plaza San Martín, esa que había que desviar porque no te dejaban caminar por sus veredas. Enfrente estaba la Jefatura de Policía, ¿recordás? Debo decirte que está muy cambiada, ahora en ese edificio funciona la sede de la Casa de Gobierno. Sacaron las cuatro garitas que estaban en las esquinas, supongo que por esa puta costumbre de querer borrar la memoria. Adentro del  patio, demolieron la alcaldía, e hicieron un “patio cívico”  donde los fines de semana realizan recitales de rock y demás. El escenario está sobre donde, esperando su destino incierto, estaban nuestros compañeros torturados.

Hace poco tuve noticias tuyas. Resulta que una sobreviviente que estuvo en “el pozo” recordó que te nombraban, pero no supo más.

El pozo se le dice ahora a ese lugar donde estuviste. Una vez bajé, no se muy bien para qué, quizás para encontrarte. Había muchas huellas, recuerdo un sol que parecía dibujado con las uñas, pedacitos de papel de diario abandonados por el piso. Todos cuidábamos de no tocar nada. El otro día me enteré que se inundó, luego lo pintaron, en algunos lugares cambiaron los pisos y hasta pusieron plantas para alegrar el ambiente, ¿te das cuenta?; te borraron.

Perdoná, me fui del tema, en realidad lo que te quiero contar es que en el marco de la marcha por los 30 años del golpe, realizamos una acción justo debajo de la estatua de San Martín.

Esta vez no “dibujamos" bicicletas vacías.  Quisimos verlas en movimiento. Nos motivó la necesidad de ponerles un cuerpo. Y parece que no fui el único entusiasta, ya que muchos jóvenes se acercaron, convocados por la propuesta de pegarle una calcomanía a su bici, con un número, igual a los de las que están abandonadas por las calles.

Aparecieron, tomados del manubrio. Con sus mochilas, zapatillas gastadas, pañuelos en el cuello. Ellos, por fuera, parecen distintos a nosotros. (No usábamos rastas, por mencionarte algo, bueno, ya se que no sabes lo que es eso).
 
¡Mirá!, allá va Herminia atravesando la plaza, con su pañuelo blanco en la cabeza y un grupo de chicos, pasando “casualmente” cerca de ella,  van, con sus bicicletas recién enumeradas, a sumarse a la marcha hacia el Monumento a la Bandera.
 
FT
Última modificación el viernes, 07 de octubre de 2011 a las 18:11:44
Agregar comentario
El 10-feb-2011 a las 14:05, Julian escribió:
Pedido
Hola Fernando, antes que nada buenos dias. Me llamo Julian y soy de la ciudad de Mar del Plata. Le escribo por lo siguiente: Hace unos años estuve viviendo en la asombrosamente cultural ciudad de Rosario (la cual empece a querer mas que a mi ciudad natal) y siempre vi y me llamó poderosamente la atención el ver las bicicletas pintadas en las paredes. Poco tiempo antes de abandonar Rosario me enteré del significado de las mismas, pero creo que ya era tarde para poder apreciarlas como se hubiesen merecido. La verdad que ahora cada vez que veo o recuerdo esas bicicletas pintadas, no dejo de conmoverme y un extraño escalofrío me recorre por la columna. Hoy encontré su sitio web y vi el movimiento que realizo para los 30 años del golpe y la verdad que, el verlo recien ahora y el no poder haber estado ahi acompañandolos me llena de congoja e insatisfaccion personal. Lo que le voy a pedir, si no es mucha molestia, yo tengo dos bicicletas inglesas y quisiera pegarles los calcos que estaban repartiendo ese dia. me encantaria, si ud puede, quiere y tiene, me enviase uno o dos calcos para pegar en mis bicicletas y cuando todos me preguntes de que es ese numero, poder explicarles de la obra de un ARTISTA argentino. Bueno no le robo mas tiempo, le mando un abrazo y espero pronto poder pisar nuevamnete suelo rosarino y asi apreciar mejor sus obras Saludos desde Mar del Plata.
Desarrollado y diseñado por Railef